Riesgos que todo nuevo negocio debe prevenir

23 de Septiembre 2014, por Badyr Salcedo en Start-up

Empezar un negocio combina dos emociones contrastantes: entusiasmo y ansiedad. Seguramente estás lleno de ideas, metas y expectativas, pero el miedo, las dudas y los imprevistos tienden a reventar la burbuja en poco tiempo. Es un hecho que los emprendedores se encuentran con muchos riesgos a lo largo del camino. Sin embargo, hay un sendero más seguro, uno que ayuda a nuevos negocios a prevenir riesgos innecesarios; éste es aquel que es conocido, analizado, entendido, planeado y tomado con precaución, inteligencia y creatividad.

Riesgos que todo nuevo negocio debe prevenir

1.- Falta de planeación

La idea mal fundamentada de que la intuición constituye o substituye un plan apropiado representa el error más común de los nuevos negocios. Según datos de la Secretaría de Economía mexicana, de cada 100 empresas nuevas que se establecen en el país, 65 desaparecen antes cumplir los dos años de existencia en el mercado. Esto es debido principalmente a la falta de planeación estratégica. Las empresas deben definir aspectos vitales que pueden hacer una gran diferencia en su desempeño. Depender por completo de la "sensación" de que una idea es rentable nunca es suficiente. La mejor manera de evitar riesgos es apoyar esta idea con un plan de negocios que sea lo suficientemente sólido como para convencer a cualquier inversionista.

2.- No tomar en cuenta a los clientes y al mercado

Los conceptos y estrategias de mercadotecnia no deben ser simplificados tampoco. Muy a menudo, los emprendedores inexpertos buscan vender lo que ellos quieren sin saber realmente si existe demanda en su mercado. Conoce tu mercado. Al final, la mercadotecnia es la columna vertebral de cualquier operación comercial. De igual manera, es mejor tener en mente a quien te diriges, tus clientes potenciales, para no desperdiciar recursos con gente que no se interese en tu empresa. De la misma forma, entender el comportamiento de compra del mercado al que te diriges ayuda a comunicarse con tus prospectos de venta, entenderlos y persuadirlos. Debes determinar como te vas a acercar a ellos y darles razones para hacer negocios contigo.

3.- Abrumarse por el ambiente económico

Mientras el ambiente económico inestable y decelerado puede desanimar fácilmente a emprendedores, pensar negativamente y enfocarse en los riesgos no producirá resultados positivos. Si estás muy temeroso, debes esperar; de lo contrario, tu razonamiento estará altamente influenciado por miedo y dudas. Debes enfocarte en las oportunidades que una economía débil representa. Por ejemplo, el clima actual reduce costos para algunos negocios ya que proveedores, vendedores y prestadores de servicios frecuentemente reducen sus precios e incrementan las oportunidades de financiamiento. Similarmente, la ayuda federal y los bancos hacen el financiamiento menos complicado. Desde el punto de vista de la mercadotecnia, durante tiempos difíciles, la demanda por productos y servicios simplemente cambia, creando muchas oportunidades para aquellos que se toman el tiempo de entender el mercado.

4.- Depender enteramente en si mismos

Reducir costos puede preservar tu capital pero también puede desaprovechar oportunidades y afectar la eficacia. No asumas que lo puedes hacer todo. Considera dejar aspectos importantes a expertos; justifica esta inversión entendiendo como esta decisión puede ser beneficiosa. Los contadores, por ejemplo, te proporcionarán una visión clara de tus activos y pasivos, presentando información que facilitará decisiones informadas e inteligentes. Similarmente, un asesor de negocios/mercadotecnia te ayudará a reforzar y solidificar tus estrategias, permitiéndote maximizar tus oportunidades considerablemente, optimizar las operaciones futuras para hacerlas más rentables y reducir riesgos. Finalmente, dejar los elementos visuales a cargo de aficionados puede afectar la imagen de tu empresa, haciéndola lucir poco profesional, lo cual frecuentemente provee pobres resultados.

5.- No pensar en el dinero

Piensa en los números y en tu presupuesto. Solo los empresarios experimentados se dan cuenta de cómo el dinero suele escurrirse durante las etapas iniciales de un negocio. Además, para la mayoría, trabajar tiempo completo sin un salario constante y fijo representa una desventaja mayor. Empezar un negocio como un proyecto de medio tiempo, manteniendo otro empleo de tiempo completo, puede reducir el estrés y la presión considerablemente. También trata de encontrar contratistas y compañías que ajusten sus productos y servicios a tus necesidades específicas y capital (Teléfono, Internet, Impresión, etc.). De esta manera, te mantendrás dentro de un presupuesto y evitarás gastos innecesarios. El tener un inversionista puede ser una idea inteligente; la decisión depende del costo de mantener el negocio, tu capital y expectativas a largo plazo.

6.- No realizar un plan financiero

De la misma forma, siempre debes de tener estados financieros listos, detallando tus ganancias, costos de operación y utilidades. Realiza tu proyección realista y anticipa cambios en el precio de insumos. En mi experiencia, muchos emprendedores toman una metodología simplista: "Haber como va", una situación que puede desfalcarte rápidamente y de la misma forma mandar todo tu proyecto al fracaso.

7.- No conocer a la competencia o imitarla

De la misma manera, conocer a los competidores de una manera profunda provee información valiosa la cual puede ser aplicada durante la creación de estrategias. Analiza pero no debes copiar para no convertirte en una imitación de alguien más; cada empresa es diferente y lo que le funciona a tu competidor puede ser apropiado para él en sus circunstancias pero no para ti. Una vez que conoces a tus competidores, serás capaz de lograr establecer una estrategia de diferenciación, una herramienta que ayuda a las empresas a sobresalir del montón.

El consejo final es ser tu más ferviente seguidor. Confía en tus instintos y defiende tu idea. Sé seguro de ti mismo pero no caigas en la arrogancia.

Autor: Badyr Salcedo

Badyr se especializa en planeación estratégica y mercadotecnia; Badyr disfruta el elemento creativo del desarrollo empresarial, habiendo trabajado y colaborado con organizaciones en Estados Unidos, México y Holanda. Un auto-proclamado entusiasta de la música, Badyr pasa su tiempo libre escribiendo y manteniéndose al día con las tendencias actuales en la industria.

¿Disfrutaste este post? ¡Compártelo!



Marketing para Startups
Suscríbete a nuestra lista de correo
Blog de Marketing

Recibe tips de marketing de expertos, guías, libros electrónicos, historias de emprendimiento y una alta dosis de motivación.

Correo electrónico:


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Consecuencias de la falta de marketing estratégico

Consecuencias de la falta de marketing estratégico
27 de Jul. 2015, por Badyr Salcedo en Start-up

La satisfacción que tener un negocio exitoso provee es un incentivo fuerte para aventurarse en este mundo excitante. Desafortunadamente, muchos ignoran el camino que los llevará a materializar este sueño.

+ Historia completa @ g + Via Email @ LinkedIn @ Twitter @ Facebook

Elementos que toda start-up necesita para triunfar

Elementos que toda start-up necesita para triunfar
09 de Dic. 2014, por Badyr Salcedo en Start-up

El emprendimiento suele ser el resultado de una personalidad creativa, intuitiva y ambiciosa. Aunque no existe una fórmula para el éxito, si hay una serie de elementos que toda start-up, o nueva compañía, necesita para triunfar.

+ Historia completa @ g + Via Email @ LinkedIn @ Twitter @ Facebook

01 (55) 8421 3743
Misión

Ayudar estratégicamente a organizaciones pequeñas y medianas a posicionarse en el mercado, aumentar su exposición y mejorar su competitividad.

Comparte este sitio

Via Email @ LinkedIn @ Twitter @ Facebook



Copyright © MHigh, S.C. México 2011-2017